domingo, 7 de diciembre de 2014

fragmentos de verano


El otoño olvidado

Sofia se despertó en su cama revuelta. En el suelo había un vomito y una botella vacía de vino.
Se sorprendió ya que no recordaba ninguna de las dos cosas. Miro por la ventana y pensó en la libertad de las nubes. Esa madrugada se había emborrachado, aun que no recordaba con quien ni cuando. Despego una nota que estaba en la puerta de su cuarto, la leyó ¨Si no quieres nada, no tengas nada, Firma: Pier¨ La arranco, y pensó en guardarla durante unos segundos, hasta que finalmente la rompió. Miro de nuevo al cielo y se pregunto que habría pasado y donde estaría Pier ahora

Filosas hojas acariciando

Ella estaba enferma. Otra vez sus sentimientos colapsaron, el alcohol y porro no ayudaban sino empeoraban su sensibilidad. Había discutido con Valentino, a quien creía su único amigo. En su cuarto, busco su cajita escondida, la cual ocultaba sus hojas de afeitar, las que acariciaban su dolor externo haciendo sangrar el interior. Puso una canción de esas tristes, agarro una hoja y suavemente se mutilo el brazo, la sangre siguió un recorrido hasta su mano y llego a gotear por sus dedos, unas pequeñas lágrimas caían de su rostro, y suspiro aliviaba, por que cada corte era un dolor caluroso embriagante, quizás, como el amor.

Te amo

Daniel salio al exterior, tratando de liberarse de las cadenas que lo ataban y le impedían amar.
Compro un ramo de flores para Daiana y la espero en la entrada del parque. Ella llego radiante y hermosa, se sentía especial al saber que Daiana compartía su vida con el. Daiana río al ver el ramo de flores y le dio un largo beso a Daniel. Había un sol energizarte y al mismo un viento fresco que complementaban un buen día. ¨Te amo¨ le dijo Daniel, y Daiana, con las mejillas ruborizadas, solo sonrío, mirándolo a los ojos.

Perdidos en la ciudad

“La verdad y el amor han muerto, solo vale la pena esto” dijo Fabio, señalándole a Fede la botella de vino. Los dos estaban borrachos, sentados en la vereda, viendo a la gente y los autos pasar.
“Se que tuvieron sexo, pero yo la quería” le dijo a Fabio. Fabio respondió “¿Acaso eres su perro?”
Rieron y Fede fumo un tabaco y Fabio un porro. Fede lo miro a los ojos y le dijo “eres mi mejor amigo-siempre voy a estar a tu lado”, Fabio ya alcoholizado respondió “todo tiene un final”

No vale la pena despertar

Dario amaneció casi muerto en angustia. El cuerpo la vida y el sol se sentían tan pesados.
“¿Que haré hoy?, no tengo un lugar en el mundo..”. Sin hambre, salio de su departamento y compro una botella de cerveza para desayunar y al volver puso un disco de Lou Reed mientras bebía.
“Creo que este año solo he llorado una vez” pensó, y era diciembre.

Dormimos juntos sin hacer el amor

Rosa despertó junto a Fede. Habían pasado la noche hablando, escuchando musica y tomando cocaína. Seguía en la cama, mientras Fede la abrazaba y acariciaba. “Quiero besarte” dijo Fede, “NO” dijo Rosa, y Fede la seguía abrazando y acariciando.. refrescando su alma con el tacto de su hermoso cuerpo. “Te quiero” le dijo Fede, Rosa dijo “Tal vez aun no hemos despertado, tal vez este sea tan solo un sueño”, Fede la abrazo mas fuerte y ella se aparto de el, se levanto y dijo “Disculpa, no quería confundirte... mejor me voy” y Fede sin decirle nada, se levanto y la acompaño a la salida

1 comentario: